Agregando secciones adicionales

Con lo que hemos recorrido, ya tienes un 80% del camino y te has diferenciado con respecto al 90% de los usuarios de LinkedIn. Ahora vamos a utilizar otras herramientas opcionales, para terminar de dar las últimas pinceladas a nuestro lienzo que se convertirá en una Fábrica de ventas en LinkedIn.

Si te vas a tu perfil, a mano derecha, justo debajo de la imagen de portada, tienes un bloque azul que nos permite agregar secciones dentro de las que tenemos:

Que es para buscar trabajo y no lo trataremos en este curso.

Que ya hemos trabajado en lecciones anteriores

En el que están las publicaciones que hemos hecho y queremos destacar, artículos dentro de la plataforma de blog de LinkedIn PULSE, enlaces a cualquier URL de nuestro interés y contenido multimedia que podemos subir para destacarlas en la página principal. Dependerá de tu estrategia de ventas, pero a mí, personalmente no me gusta cargar esta página de mucha información.

Hay personas que colocan su trayectoria educativa entera y, la verdad: es un mareo; añadiendo incluso sus estudios de secundaria y primaria. Yo te diría “Mira, puede ser que sí, puede ser que no. Lo importante aquí es nuevamente servir a tus objetivos.” Todos estos elementos que coloques dentro de LinkedIn deben permitirte conectar con personas que tienen la misma experiencia o comparten ciertos intereses. Esto quiere decir que si en un momento dado ves que es bueno para tu negocio conectar con personas con las que estudiaste incluso en la primaria, yo te diría: colócalos; y si realmente no van a aportar nada, no lo hagas. Ya que en el perfil de LinkedIn menos es más, porque queremos que la gente vaya al grano y encuentre lo que está buscando. Que sepan que podemos y vamos a transformar sus vidas, sus negocios y vamos a darles una solución. 

Aquí también puedes poner las licencias y certificaciones, así como el voluntariado que has hecho, siempre y cuando tengan relación con lo que tú estás ofreciendo. Imagina que yo tengo todo mi perfil hecho en torno al marketing digital y ahora pongo una certificación que tengo en alta cocina (que también la tengo); eso no aporta valor en absoluto a mi cliente ideal, por lo que no lo pongo. Diferente es que hicese un voluntariado de educación digital en África: eso sí que interesa a mis posibles clientes.

Las aptitudes no son más que las habilidades que ya hemos trabajado.

Debes colocar todas las publicaciones, patentes, cursos, proyectos, reconocimientos, calificaciones, idiomas y organizaciones con las que has trabajado; pero me repito hasta que se me caigan los dedos: que aporten valor. Si he ganado un premio como el mejor criador de perros del planeta, y quiero potenciar mi perfil como experto en marketing, no aporta nada: no lo pongo.

Pero vamos a hacer énfasis en proyectos, del apartado logros: esto es muy interesante porque si, por ejemplo, eres diseñador@ de páginas web, aquí puedes poner las que mejor te han salido y que más valor aporta al objetivo. También cabe resaltar los idiomas, a menos que seas un@ especialista en traducción, no vale ponerlo en aptitudes, en todo caso deberías colocarlo en el apartado de idiomas.

Desde aquí puedes solicitar recomendaciones

Aquí podemos crear nuestro LinkedIn en otro idioma, si por ejemplo eres bilingüe y necesitas que alguien de Estados Unidos llegue a una versión en inglés de todo lo que hemos tratado, debemos agregarlo desde aquí y repetir todo el proceso.

Ten en cuenta que tu perfil de LinkedIn es un animal vivo: nada está escrito en piedra, recuerda regresar por lo menos cada seis meses y reestructurar tu perfil. Revisa tu perfil como si fuese un ser vivo. Tu perfil tiene que reflejar lo que eres y como somos seres vivos en constante cambio, tenemos que actualizarnos. Siempre podemos mejorar nuestro perfil porque cambia nuestro negocio, nuestra forma de actuar, nuestros clientes ideales, nuestras perspectivas y en general, las personas que se acercan a nosotros.