¿Cómo buscar nuestro cliente ideal?

Antes de buscar a nuestro cliente ideal, debemos construirlo; para ello, es necesario ponernos en los zapatos de nuestro cliente. Puede que esté en una definición demográfica, por lo que nos preguntaremos: ¿cuál es su edad?, ¿dónde se encuentra?, ¿cuáles son sus gustos?, ¿cuáles son sus intereses?, ¿qué tipo de trabajo realiza?. Podríamos también hablar de su composición familiar, de su estatus, de sus intereses de viajes o en compras, ¿qué libros lee?, ¿qué páginas visita? 

Es decir, puedes hacer una descripción tan profunda como tú quieras, cuanto más lo sea, mejor. Luego tenemos que traducirlo a términos de LinkedIn, porque allí tú puedes encontrar a millones de personas, pero obviamente, hay que saber cómo LinkedIn los encuentra: saber qué parámetros indicamos para que encuentre a estas personas. 

Te voy a dejar una guía para descargar, en la que he  enumerado todos  los parámetros que LinkedIn te permite filtrar para encontrar a tu cliente ideal. Estos están centrados en la versión gratuita de LinkedIn, existen opciones  avanzadas como Sales Navegator o Recruiter que amplían estas opciones, que valen muchísimo la pena, pero tienen un costo mensual de 79 € cada una. Si deseas obtener datos ilimitados de esta herramienta sin tener que pagar esa mensualidad, te animo a que hagas nuestro curso “Convierte tu LinkedIn en una Fábrica de Ventas”, ya que te enseño cómo hacerlo.

Las búsquedas booleanas en LinkedIn

Es importante que sepas que LinkedIn permite hacer búsquedas booleanas, ¿qué quiere decir esto? Que permite hacer búsquedas de palabras clave con ciertos parámetros; casi nadie las usa y la verdad que es una herramienta súper potente. ¿Te acuerdas que te hablé sobre meter combinaciones de palabras claves sin importar el orden? Esto se debe a que si quiero buscar agencias de marketing digital, da lo mismo que ponga “agencia marketing digital de…” y me va a traer resultados como “agencia de marketing online” o “agencia de medio digital”.

Para evitar esto, vamos a hacer una búsqueda booleana; en este tipo de búsquedas podemos usar los términos AND, OR, NOT, los Paréntesis () y las Comillas “”, las cuales podemos usar juntos o por separado. Recuerda: siempre en MAYÚSCULAS.

Sirve para decir que tiene que estar esto Y aquello. Imagínate que estamos buscando un ingeniero en sistemas con especialización en NFC. Pues pondríamos en el buscador: ingeniero en sistemas AND NFC. Me estoy adelantando, pero cabe destacar que aquí te pueden salir todos los ingenieros, te lo amplío más adelante, pero si queremos que seas sí o sí ingeniero en sistemas, lo correcto sería “ingeniero en sistemas AND NFC”

Al contrario del AND, no es un «Y» sino un “o esto o lo otro”. Por ejemplo si queremos buscar una agencia de marketing online o una agencia de marketing digital, ponemos “agencia de marketing online” OR “agencia de marketing digital”

Aquí excluimos palabras claves de la búsqueda; imaginemos que estamos buscando a todos los ingenieros en sistemas con excepción de aquellos que trabajen con Windows, pondremos “ingenieros en sistema” NOT Windows; cuando ponemos una sola palabra no hacen falta las comillas porque no hay orden, pero imaginemos que queremos a todos los ingenieros en sistemas que no han trabajado en marketing digital ponemos “ingenieros en sistema” NOT “marketing digital”

Lo usamos para combinar y hacer fórmulas más complejas, imaginemos que queremos buscar programadores que no trabajen con Windows   y que además tengan experiencia en AWS o Amazon web services, ponemos (programadores NOT Windows) AND (AWS OR Amazon web services).

Sirven para que el buscador busque tal cual la frase que estoy buscando en el orden en el que la estoy buscando. Si queremos a un ingeniero en telecomunicaciones móviles y lo ponemos tal cual, podemos encontrar ingenieros móviles, arquitectos de telecomunicaciones y parecidos, por lo que pondremos “ingeniero en telecomunicaciones móviles”

Es recomendable que siempre busques pensando en cómo lo habría puesto tu cliente, nadie habla de sí mismo en el perfil en plural, por lo que aunque queramos a todos los ingenieros en sistema, es mejor buscar en singular. Te darás cuenta de que en tu perfil personal estarás limitad@ a 1000 resultados de búsqueda, con Sales Navegator se amplían a 2500 y con el curso de «Convierte tu LinkedIn en una Fábrica de Ventas», te enseño incluso como saltarte todas esas limitaciones.

El último paso es conectar con nuestro cliente; para ello, debemos: 

  1. Visitar su perfil, 
  2. Invitarle a conectar,
  3. Dejarle un mensaje personalizado. 

Es muy importante que sigas estos tres pasos, porque es de muy mal gusto recibir invitaciones de personas que ni siquiera han visitado nuestro perfil y usan el mensaje prediseñado de LinkedIn: esta es una tarea que toma mucho trabajo y dedicación, la cual te enseño a hacer de forma personalizada y automática, ¿adivinas donde?, en  el curso «Convierte tu LinkedIn en una Fábrica de Ventas».