Cómo hacer un buen perfil de LinkedIn

Cómo hacer un buen perfil de LinkedIn

¡Enhorabuena! Si has llegado a este punto, has dejado atrás las partes más mecánicas y teóricas de la creación de tu perfil: en adelante todo es mucho más dinámico y creativo. En este capítulo empezaremos a trabajar de lleno en tu perfil de LinkedIn; sé que también lo estabas esperando. Pero recordemos, no puedes hacer un perfil de LinkedIn atractivo si no tienes unas bases sólidas primero, conociendo cuál es tu objetivo y teniendo muy claro lo que quieres alcanzar con tu perfil, porque a distintos tipos de proyectos, distintos tipos de objetivos.

Ahora que has definido cuáles son tus metas, puedes empezar con la construcción de tu perfil y te voy a mostrar cómo vamos a crear esa primera gran impresión si no quieres utilizar tu perfil como currículo, sino como una herramienta de negocio y de atracción de clientes: una fábrica de vender basada en distintos objetivos: de internacionalización, de abrir puertas a nuestros mercados y a mercados extranjeros, de prospectar, etcétera. 

Tu perfil no es para ti, es para tu cliente

Además, no podrás hacer un perfil de LinkedIn exitoso si no consigues que le hable a ese cliente de ideal, y para hablarle, primero tienes que crearle una primera buena impresión. Recuerda que solo tenemos una oportunidad para crear una primera buena impresión. Piensa en la vida real: nosotros, al conocer a una persona o interactuar con alguien, en los primeros segundos (incluso milésimas de segundo) ya tenemos cierta impresión de esa persona.

Porque así funciona nuestra mente, así funciona nuestra psicología; en LinkedIn queremos hacer lo mismo, porque LinkedIn es una puerta de entrada, es una herramienta extraordinaria para hacer crecer tu negocio y desarrollar tus proyectos personales.

Todos los negocios van de resolver un problema y un cliente se va a acercar a ti o a responder un mensaje si cree y se siente confiado de que tú eres la persona indicada para resolver esa problemática. Y solo va a sentir esa confianza si al llegar a tu perfil encuentra un profesional que llena sus expectativas, un profesional que podría transformarle, transformar su situación y darle soluciones; tu perfil necesita cumplir todas esas expectativas y para ello debe transmitir autoridad y confianza.

Este curso nació justamente al ver este vacío en esta red social, en mi estrategia de prospección automática con Treeala, que enseño en el curso «Convierte tu LinkedIn en una Fábrica de Ventas», me comunico con profesionales del Marketing Digital en su mayoría, me he reunido con cientos de profesionales que me han aportado un sinfín de ideas frescas y con los que he intercambiado numerosas estrategias, pero cuando visitaba su perfil, no se correspondía para nada a lo que conocía por videoconferencia.

La primera impresión era muy mala, de no haber sido yo el interesado en prospectar, te aseguro que no habrían pasado a una reunión conmigo en la vida. ¿Quizá el aprendizaje sea entonces que no debemos prejuzgar? Y te pregunto ¿Estás dispuest@ a esperar que la mentalidad del mundo cambie porque te da pereza mejorar? Te dejo aquí esta reflexión.

¿Para qué te puede servir hacer un buen perfil de LinkedIn?

Si te dedicas a la mecánica, hacer un buen perfil de LinkedIn te va a ser de mucha ayuda, pero si te dedicas al diseño, al marketing, a la publicidad, a la comunicación, etcétera, esto no es un accesorio, es algo que te tienes que tomar muy pero que muy en serio. ¿Cómo pretendes que crea que me puedes ayudar si no eres capaz de ayudarte a tu mism@? Y disculpa si soy muy tajante al respecto pero recuerda que yo estoy aquí para decirte una verdad que los clientes te van a decir con el silencio y la indiferencia. ¿Amarga verdad o dulce silencio?, ¿Con qué moneda estas dispuest@ a pagar?, te lo dejo para reflexionar.

Imaginemos un caso de la vida real: te dan una lista de direcciones de potenciales clientes con los que podrías cerrar contratos de 100 mil Euros cada uno. Llega el día de la reunión, de dar esa primera buena impresión, nos ponemos guap@s, ¿por qué no?, nos compramos ropa nueva, vamos impolutos a la reunión y entregamos nuestro mensaje. ¿A que jamás te plantearías presentarte en esa reunión con la camisa llena de chocolate, con dos días sin duchar y apestando?

Pues esto es exactamente lo que pasa cada vez que envías a un lead a un perfil en malas condiciones, a una web que da entre dolor y vergüenza ajena verla o a un Lead Magnet que no llega ni a imán de frigorífico. Con la gran diferencia, de que si te presentas personalmente, por lo menos por educación te van a hacer pasar, esto en el online simplemente no pasa, pueden cerrarte la puerta en la cara sin remordimiento ninguno.

Entonces, para hacer un buen perfil de LinkedIn, vamos a tratar de hacer lo que hacemos en la vida real: generarles esa primera buena impresión. Para ello, trabajaremos en este capítulo 4 elementos esenciales para hacer un buen perfil de LinkedIn.  Estos son los 4 elementos que ve a primera vista el 90% de las personas que visitan nuestro perfil y que si no nos vendemos allí, créeme, no van a interesarse por nada en el resto. Así que si no quieres que la gente llegue a un perfil que le da igual y que pase de él y al que probablemente nunca volverá, tenemos que engancharla en esa primera visita. Tenemos que armar un perfil que sea  un imán de atracción. 

  1. La imagen de portada 
  2. Nuestra foto 
  3. El título 
  4. El resumen

Estos son los cuatro elementos que van a determinar que tu perfil sea o no sea impactante, sea o no sea atractivo para tu cliente, seduzca o no a la persona que entra en tu perfil y los vamos a abordar en las siguientes lecciones.