Tu foto de LinkedIn y tu imagen de portada

Fotos para LinkedIn

Cómo parecer profesional con tus fotos para LinkedIn

No me cansaré de decirlo: la imagen lo es todo, nuestras fotos para LinkedIn deben ser imágenes profesionales, preferiblemente tomadas por un profesional; si no cuentas con mucho presupuesto, existen plataformas como Groupon en la que puedes encontrar una sesión de fotos hasta por 30 €, si en tu país no existe la plataforma, tampoco es que sea necesario: con que te tomes una foto carnet en formato digital con un fotógrafo profesional que tenga iluminación profesional, tienes de sobra.

La foto de LinkedIn debe ser perfectamente cuadrada, no importa el tamaño que uses, por ejemplo 800×800 en adelante, pero que sean cuadradas para que no se corten por los lados.

La foto de perfil de LinkedIn y la imagen de portada son las cosas que primero vemos y que en el 90% de los perfiles que visito a diario están incorrectas. Por lo que hacer los cambios adecuados en este sentido te va a poner en ese 10% de personas que lo hacen bien y eso te separará del rebaño.

¿Qué fotos para LinkedIn van a convertir mi perfil personal en uno profesional?

La foto de LinkedIn además debe ser una foto cercana y natural, si tú eres una persona que sonríe en la vida real ¿por qué no sonreír en nuestra foto de LinkedIn?, y si no lo eres, piensa en qué cara pones cuando vas a conocer a ese cliente al que le enviaste una propuesta de 100 mil euros. Conéctate con esa cara que se te acaba de iluminar y hazte una foto profesional.

Que te hagas una foto profesional es solo un filtro, pero he visto errores incluso en ella, como hacer morritos, una foto de cuerpo entero o de un paisaje donde resulta que al fondo estás tú.

Por favor, aquí no caben las fotos con nuestro perro en la playa o la foto haciendo surf, mucho menos la foto de la última reunión familiar en la que se nos subió el guap@ y la recortamos para que apenas se vean las gafas del primo Manolo o la oreja de la tía Juani. 

Si la imagen lo es todo, la coherencia lo es más, diariamente veo perfiles de profesionales del Marketing que no cuidan estos detalles. Imagina que yo soy un cliente y quiero contratar tus servicios de Marketing. Seguramente eres un excelente profesional, pero si veo esta imagen de perfil, lo primero que se me va a venir a la cabeza es ¿cómo me va a ayudar si no logra ayudarse a sí mismo?

La imagen de portada debe ser una imagen que vaya en concordancia con tu marca, aquí no hay atajos, debes contratar a un diseñador gráfico que te haga una imagen a medida; ya que lo haces, pídele que retoque y rellene tu imagen, de esta manera puedes usar la misma paleta de colores de tu marca en la foto de perfil. Cada vez que veo una imagen de portada cortada o “diseñada” en Canvas, un gatito muere a manos de un ratón con rabia, ¡salvemos a los gatitos!

Vale el bombo publicitario, pero los cursos de “Convierte tu LinkedIn en una Fábrica de Ventas” o “Creando contenido viral que otorga autoridad” incluyen gratuitamente estas imágenes porque sé lo importante que son; te dejo el enlace en el título de cada curso o puedes contratarlo por separado en este enlace,

Volviendo a nuestra imagen de portada, aquí puedes colocar alguna información que haga alusión a tu marca: un eslogan o algo que refuerce la imagen de perfil, puedes incluso incluir una llamada a la acción, un mensaje que impacte al usuario en esa primera visita.

Si tienes un recurso gratuito NO pongas la URL enorme en la imagen, pon el mensaje bien diseñado y un QR. Si las reuniones virtuales son parte de tu estrategia de ventas, deja el enlace a la reserva de tu calendario. Si tu estrategia es más bien telefónica, deja un mensaje como “consultoría gratuita: llama a este número”. Imagina que contratas un banner publicitario en la cabecera del diario El Mundo o El País, actúa en consecuencia.

Es importante que respetes las proporciones de esta imagen, que deben ser de 1584×396 píxeles, no me canso de ver perfiles en LinkedIn con fotos de portada cortadas por todos lados: más gatitos muertos. Para cambiar la foto de imagen de portada, simplemente hacemos clic en cualquiera de ellas y se nos mostrará la opción de cambiarla.

Voy a poner
un video
con ejemplos de lo que no debes hacer tanto en la foto personal como en la profesional; estas imágenes son de mis contactos, por lo que si eres uno de ellos, entiende que estoy aquí para ayudar, educar y construir. No es nada personal, mi intención no es ofender a nadie, si es el caso, te pido disculpas, escríbeme y de inmediato las quito o aún mejor, déjame seguir educando, envíame una foto tomada por un profesional, que mi equipo de diseño te regala el retoque y la foto de portada.