6 mitos del SEO que tu hosting quiere que creas

Nos toca hablar de SEO, sí ese conjunto de técnicas para mejorar el posicionamiento de tu web en los buscadores, que seguramente te traiga de cabeza: ya no basta con ofrecer unos buenos productos y servicios, cuidar el diseño de tu web y utilizar una buena redacción, ahora además vas a tener que prestar atención a lo que está buscando tu audiencia (las palabras claves), la seguridad de tu sitio, la experiencia de tus usuarios y, especialmente, a la velocidad a la que carga tu página web.

Aunque es una tarea titánica conseguir mantenerse el primero en los resultados de búsqueda (titánica, que no imposible), sin duda cuanto más arriba aparezcas, mayores visualizaciones tendrá tu sitio, por lo tanto no tienes que dejar ningún cabo suelto a la hora de posicionarlo.

Dejando a un lado el SEO Off Page y el copywriting para SEO, en este post nos centraremos en el SEO técnico, es decir, aquel que pretende mejorar el posicionamiento a través de distintos elementos técnicos de tu web y, más concretamente, optimizando la velocidad de carga de la misma.

Los servicios de Hosting y el SEO

Como te podrás imaginar, uno de los elementos que influye directamente en la velocidad de carga de tu web (y por tanto en el posicionamiento SEO) es la calidad del servicio de hosting que contrates. Aprovechando esto, muchos proveedores han inventado todo tipo de mitos y leyendas (al estilo de Bécquer, pero más cutres) en las que su milagroso servicio de hosting hace subir tu web como el pan en los resultados de búsqueda, así que para que no te pillen por sorpresa, hemos elaborado esta lista con los 6 mitos que tu hosting quiere que creas:

Mito #1 «Un dominio con cierta antigüedad se posiciona mejor»

La experiencia es un grado, eso es innegable, pero ¿se cumple esto en el maravilloso mundo del SEO?. La respuesta es sí y no, pues lo que realmente miden los buscadores a la hora de posicionar, no es lo antiguo o nuevo que sea un dominio, sino la actividad que haya tenido. Así que no hace falta que pongas ese dominio que acabas de comprar a macerar junto al vino en una bodega, ya que si no tiene actividad alguna, dentro de 15, 20 o 100 años seguirá posicionando exactamente igual que nada más crearlo. Por lo tanto, atrayendo más visitantes a tu web, puedes llegar a tener los mismos resultados en posicionamiento en poco tiempo que una web que lleva 10 años con tasas de visita más bien bajas.

¿Pero si mi web tiene una actividad constante, mejorará el posicionamiento con el tiempo? En este caso, el paso del tiempo le va a sentar muy bien a tu web, dado que una mayor tasa de actividad a lo largo de un período de tiempo prolongado se traduce en una mejora considerable en el posicionamiento.

Mito #2 «Si tu web se cae mientras los crawlers no están en ella no me afectará.»

¿Tú crees? ¿De verdad piensas que el todopoderoso Sr. Google pasaría por alto algo así? La respuesta es que no, el Sr. Google siempre está vigilante a través de distintos medios y herramientas para detectar las páginas que se caigan, carguen lentas u ofrezcan una experiencia de usuario mediocre, aunque su ejército de crawlers no esté en ellas en ese momento.

Sin embargo, tampoco es cuestión de que entres en pánico cada vez que tu web se caiga: solo afectará muy levemente a tu posicionamiento. Lo que deberías hacer es reducir al máximo esas caídas así como el tiempo que la web está inoperativa.

Mito #3 «La calidad del hosting no influye para nada en el posicionamiento»

¡¡¡Error garrafal!!! El servicio de hosting que contrates va a estar directamente relacionado con el posicionamiento de tu web. Piénsalo: dos elementos fundamentales a la hora de posicionar tu sitio web son: la velocidad de carga por un lado, y la experiencia del usuario por otro. Entonces, ¿crees que un hosting que utiliza tecnologías obsoletas va a darte una gran velocidad de carga, o va a evitar que la web se caiga constantemente? Por supuesto que no, con un hosting así terminarás pareciendo un campesino que va montado en burro en una carretera en la que todo el mundo circula a toda velocidad en flamantes coches deportivos de lujo (y en lo más bajo del posicionamiento, ya de paso). Además contratar un hosting con bajas prestaciones también puede traerte graves problemas de seguridad.

Por otro lado, también es cierto que no es oro todo lo que reluce y muchos de los hostings que se venden a precios de «alta gama» no tienen las prestaciones óptimas para ayudarte con tu posicionamiento. Así que lo mejor que puedes hacer antes de decidirte por uno u otro proveedor es informarte bien de lo que te ofrecen y si te sientes perdid@ entre tanto tecnicismo, pide asesoramiento de un experto.

Mito #4 «Si migras tu página a otro proveedor tu posicionamiento se va a ver perjudicado»

¡Vaya, a este mito se le ven un poquito las costuras! De hecho, suena más bien a amenaza: «si te vas con otro proveedor vas a perder el posicionamiento que ganaste conmigo». Pero lo cierto es que una migración bien hecha no tiene por qué afectar en nada a tu posicionamiento ¿Por qué? El mayor problema para el posicionamiento que puede surgirte a la hora de hacer una migración es que tu página quede inoperativa durante un cierto tiempo, sin embargo una migración profesional no supone interrupción alguna del servicio y, por lo tanto, la experiencia de tus usuarios no se verá afectada en absoluto y, por ende, tampoco tu posicionamiento.

Si a pesar de todo ello tu web permanece inactiva durante un corto periodo de tiempo, tampoco te preocupes demasiado, como te comentaba antes, aunque Google toma en cuenta las caídas de la página para el posicionamiento, si las interrupciones del servicio son breves, el posicionamiento de tu web no se verá gravemente perjudicado.

Mito #5 «Si tu extensión de dominio es de un país, en él puedes posicionar más fácilmente»

Lo cierto es que esta afirmación más que ser un mito, es una verdad a medias. En muchas ocasiones si tu extensión de dominio pertenece a un país bien conectado a aquel en que quieras posicionar, será totalmente irrelevante de dónde proceda; sin embargo, te va a costar mucho más posicionar con una extensión de dominio que pertenezca a un país con malas conexiones con aquel en que esté tu público objetivo.

Por supuesto, lo ideal para el posicionamiento es una extensión de dominio «.com», pues te garantiza una buena conexión a nivel internacional. Pero si por cualquier circunstancia tu extensión de dominio es «.es», «.uk», «.eu», o «.org», por ejemplo, no deberías tener ningún tipo de problema, dado que también tiene en muy buenas conexiones a nivel internacional.

Mito #6 «Si quieres posicionar en un país determinado, tu hosting tiene que estar localizado en ese mismo país»

Este es sin duda uno de los mitos más extendidos por los proveedores de hosting para intentar «venderte la moto». Pero ¿qué hay de verdad en todo esto?

Puede parecer lógico que cuanto más lejos esté ubicado físicamente tu servidor, mayor será el tiempo de carga, pero esto realmente no es así. Lo que cuenta, es la conectividad de ese servidor con los data centers de Google o del servidor en que trates de posicionar. Por lo tanto, no, no es requisito indispensable para tener un buen posicionamiento que tu servidor esté ubicado en el mismo país en que vas a posicionar. Lo verdaderamente aconsejable es que el servidor esté ubicado en una zona que tenga buena conexión con un data center de Google, (actualmente, cualquier país mínimamente desarrollado) y que a su vez tenga una buena conexión con aquel país en el que quieras posicionar.

Para simplificarte la tarea, algo que suele funcionar es elegir un servidor ubicado en un país del mismo continente que aquel en el que posiciones. Así, si quieres posicionar en Europa, es totalmente indiferente que tu servidor esté ubicado en Países Bajos, España, Francia o Alemania. Por otro lado, si quisieses posicionar en EE. UU. o Canadá, lo ideal sería que tu servidor se ubicase en estos países o en aquellos países de Sudamérica que tengan buenas conexiones con los data centers de Google.

¿Y qué aspectos del Hosting afectan al posicionamiento de mi Web?

Ahora que ya tienes una idea general de aquellos mitos y leyendas que te han contado los proveedores de hosting para que los contrates. Voy a hacerte un breve resumen de aquellos aspectos que sí tienes que tener en cuenta al contratar un hosting, pues afectará al posicionamiento de tu web.

Lo primero y principal que tienes que tener presente, es que el hosting que contrates pueda cargar tu web cuanto más rápido mejor. Si se trata de un servidor compartido, en muchas ocasiones tus «vecinos de hosting» y tú vais a tener que competir por acaparar los recursos del servidor, lo que se traduce en que probablemente todos sufriréis ralentizaciones de la página cada cierto tiempo, en el mejor de los casos y permanentes, en el peor de ellos. Por ello, desde La Fábrica de la Web nunca te aconsejamos utilizar servidores compartidos.

Otro factor que influye en esta velocidad de carga, es la tecnología que utilice el servidor; como no puede ser de otro modo, la investigación científica en este campo se centra en utilizar materiales, procesos y tecnologías que, entre otras cosas, aumenten la velocidad de trasmisión de datos. Otro aspecto fundamental es la optimización que ofrezca tu proveedor para el CMS que utilices. Si por ejemplo utilizas WordPress, es importantísimo que el proveedor de hosting que contrates te garantice la optización para este CMS.

Además de todo ello tendrás que atender especialmente a la seguridad que ofrezca el servidor, porque Google, en su empeño por ofrecer una experiencia de usuario óptima, lo va a mirar con lupa. Para que Google considere tu sitio web como seguro tendrá que tener un https verificado y una conexión cifrada SSL.

Por último, exige de tu proveedor de hosting un muy buen soporte técnico para solucionar casi al instante cualquier contratiempo que pueda surgir. Recuerda que el tiempo de respuesta a cualquier fallo de tu sitio web es crucial para el posicionamiento. Cuanto mejor sea la experiencia de tus usuarios, mejor para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *